Información profesional para el abandono de la Cocaína

Solicitar cita | Blog | info@comodejarlacocaina.es

La cocaína se encuentra dentro del grupo de las sustancias psicoactivas que estimulan la actividad del sistema nervioso central. Es una droga estimulante, muy adictiva, que afecta directamente al cerebro. Por tanto la adicción a la cocaína es una enfermedad mental, un trastorno por consumo, de graves consecuencias. Es uno de los problemas de nuestra sociedad, la drogadicción. Cada vez más personas demandan tratamiento asociado al uso de esta droga. 

¿Qué es la adicción a la cocaína?

La adicción a esta sustancia es un trastorno derivado del consumo de la sustancia. Lo que provoca un desarrollo de dependencia a esta droga. Detrás de la adicción hay una repetición de la conducta, ya que la adicción es un trastorno del comportamiento. La adicción es un trastorno del comportamiento, que es un patrón de repetición de una conducta errónea, pero que el cerebro ha aprendido a necesitar. Esa dependencia es lo que en la calle se conoce como “estar enganchado”.

Este trastorno tiene las siguientes características:

1 - Deseo compulsivo de obtener y consumir la sustancia

  • La persona no puede dejar de pensar en otra cosa. Hay una obsesión por consumir la sustancia.
  • La mayoría de las veces el consumidor se droga, sin ser consciente del todo, para aliviar el síndrome de abstinencia. Este es el malestar que interrumpir el consumo de la sustancia le produce.

 

2 - Tolerancia y dependencia

Evidencia de neuroadaptación con fenómenos de tolerancia y dependencia. La cocaína causa cambios en la estructura y funcionamiento del cerebro: Afecta al sistema nerviosos central. De ahí:

  • Ausencia de control: Es cierto que los primeros consumos son voluntarios, pero cuando el adicto es dependiente dejan de serlo. Hay una pérdida de libertad para decidir cuándo o cuánto tomar.
  • Imposibilidad de abandonar el consumo: Será la adicción la que controle el organismo de la persona puesto que se ha acostumbrado a depender de él. Y también controla la conducta  del consumidor.
  • Predominio de la conducta de búsqueda de droga por encima de otras cosas importantes en su vida.

 

3 - Hábito estereotipado del consumo de la sustancia

  • El consumidor se ha creado un estilo de vida acorde al consumo de la sustancia. Lo ha normalizado. Es su habitualidad.
  • Se consume a pesar de que está siendo perjudicial para la salud de la persona. El consumo de esta droga sienta mal al organismo, es tóxica y trae complicaciones médicas.
  • Se consume a pesar de las consecuencias negativas en la vida de la persona. El adicto no puede dejar de repetir la conducta a pesar de ser evidente que le está trayendo problemas.

 

4 - Negación del problema

  • El adicto no identifica el consumo de la sustancia o el comportamiento que tiene a consecuencia de ese consumo como un problema. Es su forma de defenderlo: el autoengaño.

 

5 - Una rápida restauración de la dependencia

  • Si se diera el caso de estar un tiempo sin consumir, en el momento en que el adicto vuelve a probar la sustancia, se desarrolla rápidamente todo el proceso de la dependencia.
banner supera la adiccion

¿Por qué surge la adicción a esta droga?

No todo el mundo se hace adicto a la cocaína cuando la prueba. ¿Por qué? Porque para desarrollar la adicción tiene que darse un abuso de la sustancia y además la persona tiene que sumar un número de factores de riesgo. Entre ellos, una predisposición genética a desarrollar esta enfermedad. La adicción surge por estos motivos:

  • Porque es altamente adictiva Se trata de una droga clasificada ilegal por su peligrosidad, crea dependencia con rapidez y es perjudicial para la salud.
  • Porque su efecto o subidón dura muy poco y se hace necesario volver a repetirlo. Al cerebro le gusta mucho. Al llegar al cerebro, ejerce una acción estimulante sobre el sistema nervioso. Las sustancias que se consumen inhaladas, como es el caso de los polvos de cocaína, permiten que la sustancia llegue al cerebro muy rápidamente, entre unos 7 y 10 segundos.
  • Porque actúa directamente sobre el sistema de recompensa del cerebro, provocando daños estructurales  y funcionales. A partir de ahí, éste necesitará de su consumo para funcionar. El consumo de la sustancia es la única fuente de satisfacción del dependiente. Como consecuencia de su efecto hay una sensación de euforia inicial pero que da paso a las sensaciones contrarias. Cuando se interrumpe su consumo aparece la tristeza, la ansiedad y la depresión. En muchos casos se llega a una estado de síndrome de abstinencia.

 

Consecuencias de la adicción

La adicción a la coca conlleva una serie importante de complicaciones y consecuencias. Las podemos diferenciar en dos tipos.

1 - Problemas físicos

  • Problemas a nivel físico, psicológico, daños neuropsicológicos
  • Las complicaciones pueden ir desde hemorragias nasales, problemas respiratorios, nerviosismo, disfunciones sexuales, ausencia de sueño, hasta problemas más graves como pérdida del tabique nasal, accidentes cardiovasculares, infarto de miocardio o infarto cerebral
  • Asimismo, uno de los peligros más grandes también que tiene son las enfermedades psiquiátricas

2 - Alteraciones en la vida de adicto

  • Impacto en el ámbito social. Es una droga que afecta de lleno a la familia
  • Problemas económicos. Es una droga cara y cuando la adicción se ha desarrollado nada impide este consumo
  • Afecta al ámbito profesional. Es muy común que el adicto consuma en horas de trabajo llegando a perder su puesto de trabajo

Por tanto, el adicto será capaz de llegar a extremos que pueden parecer ilógicos si perdemos de vista que se trata de una enfermedad mental. En el siguiente artículo podrás leer más sobre los efectos de la cocaína.

Reconocer el problema a la adicción

Reconocer el problema es el paso más difícil que un adicto puede dar. Es el momento de ofrecer la ayuda y el tratamiento especializado que necesita.

¿Por qué es tan difícil dar ese paso?

  • Reconocer que se tiene una adicción implicaría la necesidad de dejar de consumirla.

Y aquí está la clave del problema:

  • Un adicto es incapaz de concebir el no consumo. Los cambios que la droga ha hecho en su cerebro llegan al punto de considerar el consumo como su medio de supervivencia. Un adicto no es capaz de reconocer su adicción porque tendría que dejar de consumir. Para ello se convence y se autoengaña con diferentes pensamientos que van encaminados a proteger y salvar su consumo.

Como consecuencia, no es capaz de reconocer su problema hasta una etapa muy avanzada. Una fase en la que los problemas derivados de su consumo son tan evidentes y tienen tal impacto sobre su vida personal, que ya no pueden ocultar esa adicción.

¿Cómo superar la adicción?

La adicción no tiene cura, una persona puede recuperarse pero no curarse de la adicción. Se puede detener su consumo y por tanto, el espiral de destrucción que supone. Se necesita ayuda especializada. El método cognitivo-conductual se ha demostrado más eficaz en el tratamiento de drogodependencias.
Un abordaje de la adicción a esta sustancia es un fenómeno complejo. Necesita contemplar las cuatro fases necesarias en el tratamiento eficaz de drogodepencias: fase de desintoxicación de la sustancia, normalmente con farmacoterapia, deshabituación, rehabilitación y si fuese necesario, reinserción.

solicitar cita